Comienza en Cuba la serie nacional de Béisbol en medio del Covid_19.

Cuba anunció este fin de semana, en medio de un rebrote del virus en la capital del país y en otras provincias, el inicio de la Serie Nacional número LX de Béisbol sin público en los estadios y bajo fuertes medidas higiénico-sanitarias.

Cabe destacar que esta decisión ha sido bien polémica para los cubanos en la isla. Mientras algunos aficionados de la región oriental donde no hay casos de contagios, están molestos al ver sus estadios con las puertas cerradas; otros más conservadores, se alarman con el comienzo de este campeonato por el riesgo que implica.

Lo cierto es que la voz de “Play Ball” se dio en ocho estadios provinciales. Se completaron este fin de semana las primeras subseries particulares de dos desafíos entre los equipos participantes, para alegría de miles de fanáticos que ven en este deporte una vía de escape de todos los problemas que ha generado esta situación epidemiológica.

Tres de los equipos favoritos para luchar por el banderín comenzaron barriendo a sus oponentes; Industriales, Santiago de Cuba, y Camagüey, en medio de un torrente ofensivo que a todas luces se mantendrá a lo largo de los 75 desafíos pactados para la etapa clasificatoria de esta Serie Nacional de Béisbol.

La escasez en la isla de buenos lanzadores y el uso en esta ocasión de la TEAMMATE (pelota de fabricación italiana de mucho bote por tener costuras lisas menos resistentes al viento), serán los culpables de esta “fiesta de los maderos” que está por llegar y que ya dio sus primeras clarinadas.

En apenas 16 partidos ya se han conectado 309 hits con 85 extrabases -incluidos 26 cuadrangulares- para un promedio de bateo de 286 con 178 carreras producidas (11.13 por juego), números demasiado altos si tenemos en cuenta que cada conjunto usó en la lomita a sus mejores cartas de triunfo.

Los serpentineros lanzaron 277.1 entradas y permitieron un total de 144 carreras limpias (4.67 PCL), con 129 bases por bolas otorgadas y 124 ponches.

Como si esto no fuera poco, la defensa también comenzó por debajo. Todos los equipos cometieron errores al campo (excepto Granma), y fallaron en total 35 veces en mil 266 lances, para un promedio de 972.

El equipo que más promedio ofensivo tuvo en estos dos partidos fue el de los Elefantes de Cienfuegos (387), pero los Leones de Industriales además de ser segundos en ese departamento (386), fueron los primeros en extrabases (9), en cuadrangulares (5), en total de bases recorridas (50), en slugging (617) y en OPS (1.069).

En cuanto al picheo el mejor conjunto en promedio de carreras limpias fue el de los Tigres de Ciego de Ávila (1.15), las Avispas santiagueras los de mejor WHIP (0.95), y los Industriales los más ponchadores (15).

Entre las individualidades de esta primera subserie corta destacan los camagüeyanos Loidel Chapelli (de 7-6, 857 AVE) y Luis González (de 8-6, 750 AVE), así como el holguinero Yordan Manduley (de 8-6, 750 AVE), y los jonroneros Lisbán Correa (IND), José Luis Barcelán (IND) y Leonardo Urguellés (IJV), con dos vuelacercas cada uno.

En la lomita impresionaron los lanzadores abridores Yander Guevara (CAV) y Yasmani Insua (CFG), así como los relevistas Héctor Ponce (IND) y Alejandro León (CMG), quienes no toleraron limpias en sus presentaciones de más de cuatro episodios.

La Serie Nacional de Béisbol tendrá este año varios cambios positivos, entre ellos la elección por voto popular del Jugador Más Valioso de la semana y la entrega de varios premios a los mejores jugadores del campeonato con nombres de glorias deportivas fallecidas “en un acto por honrar a aquellos ídolos del pasado que tanto le ofrendaron a este deporte que amamos”, según publicó en su cuenta oficial de Facebook el periodista oficilista Boris Luis Cabrera.

A partir de hoy comenzarán nuevos enfrentamientos particulares para duelos de tres partidos, de martes a jueves. Sancti Spíritus recibirá a Villa Clara en el José A. Huelga, Cienfuegos a Ciego de Ávila en el 5 de septiembre, Camagüey a Mayabeque en el Cándido González, Las Tunas a Matanzas en el Julio A. Mella, Holguín a Artemisa en el Calixto Garcia, Granma a Pinar del Río en el Mártires de Barbados, Guantánamo a Artemisa en el Van Trio, y Santiago de Cuba a Industriales, en lo que un día fue el clásico de la pelota cubana.

Fuente: Cubacometa

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *