Isabel Santos, la «Novia de Cuba», cumple 59 años

Isabel Santos es un ícono del cine cubano, con papeles inolvidables en películas como Vestido de Novia, La Vida es Silvar o Clandestinos, entre muchas otras. Hoy la actriz cumple 59 años y desde Engánchate a lo Cubano le comentamos varios datos curiosos de su vida y haremos un recorrido por los mejores momentos de su carrera, esos que se han quedado en la memoria de varias generaciones.

  • Nace en Camagüey el 4 de septiembre de 1961. Creció en el batey Senado, del central Noel Fernández, junto a su familia, donde no había corriente eléctrica, al menos en sus primeros años de vida. 
  • En varias entrevistas ha hablado de su primer encuentro con la pantalla grande: en su niñez vio por primera vez el cine gracias a los Cinemóvil del ICAIC, cuando varios artistas llevaron pantallas y proyectores a los lugares más recónditos de Cuba. Según Santos, la primera película que marcó su vida fue la historia de Manuela, protagonizada por Adela Legrá, y dirigida por  Humberto Solás.
  • Isabel se graduó en La Escuela Nacional de Arte (ENA) en 1982, junto a otros grandes de la actuación en Cuba como los hermanos Néstor y Luisa María Jiménez, Omar y Jorge Félix Alí, Lily Rentería, Jorge Martínez y Alberto Pujols.
  • Primero debutó en la televisión, donde conquistó a la audiencia desde sus primeros papeles en teleseries como “Pasos hacia la montaña” y “Algo más soñar”.
Clandestinos
  • En “Algo más soñar” la actriz hizo el primer desnudo de la televisión cubana.
  • En el cine incursionó por primera vez en 1984 representando el papel de la joven Yolanda en la comedia Se Permuta, junto a Rosa Fornés y a Mario Balmaseda. En aquella ocasión, Isabel encarnó de algún modo a la juventud cubana, que se debate entre la franqueza y la autenticidad, o entre la hipocresía y el artificio.
  • Con su papel en Clandestinos obtuvo el premio de actuación en el Festival del Nuevo Cine Latinoamericano celebrado en la Habana, un reconocimiento al cual se le sumaron otros más en los festivales de Río de Janeiro y Cartagena. Junto Luis Alberto García, Isabel Santos logró inyectarle una veracidad muy poco usual al papel, no sólo a la escena final de la película (para muchos la mejor del cine cubano) sino al personaje como tal a lo largo de toda la cinta.
Vestido de Novia
  • En cada aparición frente a las cámaras demostraba una y otra vez que es posible protagonizar cualquier material con creatividad y rigor artístico. Ejemplos sobran, aunque quizás destaquen más que otros su personaje de La Mascavidrio, en La Botija (1990), o la villana que encarnó en Pasión y Prejuicio (1993).
  • Luego de La vida es silbar (1998) hay una breve pausa cinematográfica hasta que se inicia el tercer gran capítulo en la carrera de la actriz, un trayecto demarcado por su encuentro con Humberto Solás en Miel para Oshún (2001) y Barrio Cuba (2005) que representan el esfuerzo máximo de la actriz por lograr poner en pantalla lo más difícil: la mujer común, de pueblo.
  • El momento que quizás consagró su carrera tuvo lugar entre los años 2008 y 2010 con su rol en Los Dioses Rotos y luego como “La flora”, la barrendera en “Casa vieja”, donde encarnó un personaje que pese a tener contadas apariciones en la cinta, lo representó de tal manera que parecía como si fuera la protagonista de la misma.
  • En sus películas mas recientes también ha seguido su línea atrevida y polémica. En 2014, tuvo un significativo papel secundario en Vestido de Novia, interpretando a una persona transexual. La película recrea la vida de Mavi Susel, la primera y única persona transexual cubana que recibió una cirugía de reasignación de sexo en la isla, en 1988.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *