Que pena dan Abel Prieto, Mariela Castro, Iroel Sánchez y su hijo «El Pichoncito».

Sin lugar a dudas los funcionarios políticos del régimen cubano deberían replantearse los términos lingüísticos que emplean en redes sociales y otros espacios mediáticos; sobre todo ahora que sus cargos se encuentran expuestos al mundo y con la apertura tecnológica el escrutinio digital los podría someter, muy seguidamente, en cada una de sus barrabasadas.

Tal es el caso del actual presidente de Casa de las Américas, ex Ministro de Cultura y asesor político de Raúl Castro durante su mandato dictatorial; hablamos del compañero Abel Prieto, quien muy descaradamente, se sumó al challege lanzado por «pichoncito Sánchez», Rubén Sánchez Rivero, hijo del periodista oficialista Iroel Sánchez, para «intentar» ridiculizar la huelga de hambre que están haciendo los rostros más valientes que tiene Cuba ahora mismo.

La publicación de Abel Prieto en Twitter plantea lo siguiente: «En una región caracterizada por masacres, secuestros, violencia policial y ejecuciones extrajudiciales, nuestros enemigos disfrazan a un marginal procesado por desacato de ‘artista’ y lo convierten en una noticia mundial. Algo vergonzoso».

Válido recalcar que además de Prieto, numerosas figuras del oficialismo cubano, y un número mucho mayor de cuentas falsas, se han dedicado a replicar mensajes que niegan la legitimidad de la huelga de hambre realizada por los miembros de la sociedad civil cubana plantados en la sede del Movimiento San Isidro y contra el músico contestatario Denis Solís, condenado a ocho meses de prisión.

Otra de las figuras que más ha compartido este tipo de mensajes es Mariela Castro, directora del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), quien también se sumó al challenge lanzado por «pichoncito Sánchez», de quien ya les hablé.

«Mañana comienzo una huelga de hambre y de sed hasta que quiten el Bloqueo. Seguramente Trump no me dejará morir», dice el texto compartido por Mariela Castro, apoyando la burda provocación y defachatez del pichoncito, y burlándose una vez más de los más esenciales derechos humanos, y del pueblo de Cuba.

La hija de Raúl Castro también compartió imágenes del acto de repudio que tuvo lugar el domingo en el Parque Central, con el texto: «Respuesta popular a un provocador en el Parque Central. Sin base social, totalmente aislado, abandona el parque», aunque no especificó que los presuntos provocadores son corresponsales de la prensa extranjera.

El padre de pichoncito, Iroel Sánchez, escribió por su parte que «decía George W. Bush ‘el que apoya un terrorista es terrorista’, pero funcionarios de Estados Unidos como Mara Tekach y Michael Kozak lo hacen sin pudor» y también recomendó ver el video del interrogatorio a Denis Solís, a quien llamó «nuevo ‘mártir’ mediático fabricado por EEUU en Cuba».

Según la jurista Laritza Diversent, el video muestra numerosas violaciones de las garantías del debido proceso. Entre quienes lo compartieron se encuentra, sin embargo, Pedro Pablo Cutiño Diéguez, fiscal jefe de dirección de Enfrentamiento a la Corrupción e Ilegalidades de la Fiscalía Cubana.

Mientras tanto, numerosos de miembros de la sociedad cubana, de los medios de prensa independiente, las universidades, del mundo del arte, el activismo y la oposición han pedido el cese de la violencia contra los activistas acuartelados y el respeto a sus ideas.

También han sido numerosas las instituciones internacionales y de defensa de los derechos humanos que han publicado comunicados condenando la represión del Gobierno cubano contra dichos ciudadanos.

Sin nada más que agregar, hoy los funcionarios políticos y sus cómplices se ríen, pero no imaginan la que se puede avecinar si uno de esos jóvenes, se les muere.

Por Redacción de Engánchate a lo Cubano

Con información de Diario De Cuba.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *